Esta maravillosa bebida limpia tu hígado y quema grasa mientras duermes de manera sencilla

Anuncios

La desintoxicación regular del hígado se ha convertido en uno de los hábitos que contribuyen a promover la sensación de bienestar en todo el cuerpo.

Si bien este órgano tiene la capacidad de depurarse constantemente, en ocasiones, requiere un “impulso” para poder eliminar todos los residuos que filtra al purificar la sangre.

Entre otras cosas, al proporcionarle los nutrientes que requiere, contribuye a mejorar la actividad del metabolismo, la digestión de las grasas y otros procesos que ayudan a mantener un peso estable.

Por este motivo, desde hace algunos años, se vienen promoviendo algunos remedios y bebidas saludables que, añadidas en la dieta, complementan su limpieza para restablecer su buen funcionamiento.

En esta oportunidad queremos compartir 5 sencillas recetas que se pueden tomar antes de dormir para obtener estos beneficios durante el periodo de descanso.

1. Agua de avena y canela

Al combinar las propiedades nutricionales de la avena con los beneficios que brinda la canela podemos obtener una bebida depurativa y antioxidante, ideal para eliminar las toxinas y estimular las funciones hepáticas.

Sus compuestos mejoran el proceso de digestión de las grasas y, por si fuera poco, controlan los niveles altos de colesterol y la mala circulación.

Ingredientes
2 cucharadas de copos de avena (20 g)
1 taza de agua (250 ml)
½ cucharadita de canela en polvo (2 g)
Preparación
Incorpora la avena en una taza de agua, déjala reposar un par de horas y, luego, licúala con media cucharadita de canela en polvo.
Modo de consumo
Ingiere la bebida 20 o 30 minutos antes de acostarte.
Consúmela, por lo menos, durante 2 semanas seguidas.
2. Infusión de cáscaras de limón
En las cáscaras de limón se concentran grandes cantidades de vitamina C, aceites esenciales y poderosos antioxidantes que, tras asimilarse en el organismo, limpian el hígado y previenen enfermedades.

Ingredientes
La cáscara de un limón
1 taza de agua (250 ml)
1 cucharada de miel (25 g) (opcional)
Preparación
Pica la cáscara de un limón y, a continuación, agrégala en una taza de agua hirviendo.
Tapa la bebida y espera que repose 10 minutos.
Luego, cuélala y endúlzala con una cucharada de miel.
Modo de consumo
Bebe la infusión 30 minutos antes de acostarte.
Repite su ingesta todos los días, durante 3 semanas.
3. Té de jengibre y limón

Anuncios

La bebida de jengibre con limón es un remedio digestivo, antiinflamatorio y antioxidante que se puede aprovechar como complemento para desintoxicar el hígado y la vesícula biliar.

Sus nutrientes apoyan la eliminación del exceso de grasa y toxinas y, de paso, disminuyen la sensación de pesadez e inflamación.

Ingredientes
1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
1 taza de agua (250 ml)
El zumo de ½ limón
Preparación
Vierte una cucharadita de jengibre rallado en una taza de agua y, en seguida, ponlo a hervir durante 2 o 3 minutos.
Cuando esté listo, tapa el té y déjalo reposar 10 minutos más.
Cuélalo y agrégale el zumo de medio limón.
Modo de consumo
Toma la bebida 40 minutos antes de acostarte.
Consume el remedio durante 2 o 3 semanas seguidas.
4. Infusión de menta
Las hojas de menta contienen una sustancia conocida como mentol que, en el organismo, mejora la digestión y promueve el metabolismo.

Estas propiedades apoyan el funcionamiento del hígado y contribuyen a eliminar las toxinas de forma óptima.

Además, gracias a sus efectos sedantes, es idea para combatir los trastornos de sueño y la ansiedad.

Ingredientes
1 cucharada de hojas de menta (10 g)
1 taza de agua (250 ml)
½ cucharada de zumo de limón (5 ml) (opcional)
Preparación
Agrega las hojas de menta en una taza de agua hirviendo y tápala.
Deja reposar la bebida durante 10 minutos, cuélala y, si gustas, agrégale una cucharadita de zumo de limón.
Modo de consumo
Toma la infusión 20 minutos antes de acostarte, durante 3 semanas seguidas.
5. Té de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades antioxidantes, depurativas y sedantes que pueden apoyar la limpieza hepática durante el periodo de descanso.

Sus compuestos ayudan a filtrar las toxinas de la sangre y, de paso, ejercen un efecto calmante que ayuda a conciliar el sueño.

Ingredientes
1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
1 taza de agua (250 ml)
Preparación
Agrega una cucharada de flores de manzanilla en una taza de agua y, a continuación, ponla a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
Cuando esté lista, tapa la bebida, déjala reposar 10 minutos y cuélala.
Modo de consumo
Consume el té justo antes de acostarte.
Repite el tratamiento durante 2 semanas.

Anuncios